Header Ads

Hitlerjugend. Juventudes Hitlerianas

Imagen


Las Juventudes Hitlerianas (en alemán: Hitlerjugend, abreviado HJ) fueron establecidas por el Partido Nacional Socialista Obrero Alemán (NSDAP) en 1926 para crear un nuevo sistema de adiestramiento para los jóvenes alemanes, con el fin de proporcionarles un entrenamiento militar y desarrollar su entendimiento y obediencia a la ideología nazi. Los principios de esta son similares a los de otras organizaciones juveniles de la época, siendo el nacionalismo, la actividad física, la camaradería, la vida al aire libre y el formar líderes y hombres de bien en el futuro los pilares en los que se sustentan.







La pertenencia a esta organización fue obligatoria para los jóvenes de más de 17 años desde 1939, y luego para todos los niños a partir de los 10 años desde 1941. Baldur von Schirach fue sustituido como líder de la HJ por Arthur Axmann en 1940.
A medida que avanzaba la Segunda Guerra Mundial, las Juventudes Hitlerianas realizaban el trabajo de los hombres alistados en las fuerzas armadas, llevando a cabo servicios en la defensa antiaérea y trabajando en la limpieza de ruinas y reconstrucción de instalaciones destruidas por los bombardeos aliados. Sus integrantes de mayor edad pronto engrosaron las filas de los soldados, especialmente para las Waffen-SS, y en particular sirvió como fuente de tropas para la 12ª SS División Panzer Hitlerjugend bajo el mando de Kurt Meyer.





Cuando Alemania fue invadida por soviéticos y estadounidenses desde agosto de 1944 se alistó a miembros cada vez más jóvenes de las HJ en la Wehrmacht, tanto en tropas de tierra como en la aviación y la marina de guerra, aunque en estas últimas desempeñando tareas menores. Cuando el 13 de octubre de 1944 el régimen nazi lanzó la movilización masiva denominada Volkssturm, las HJ fueron militarizadas como la principal cantera de tropas y casi todos los adolescentes mayores de 14 años sirviendo en las HJ fueron llamados a filas.

Durante la Batalla de Berlín, en abril de 1945, muchos miembros de las HJ en la capital fueron directamente reclutados en el Volkssturm sin importar su edad, y constituyeron una parte importante de la defensa alemana. Se constituyó una improvisada división Panzerjagd (cazatanques) formada por compañías de bicicletas; cada uno de los ciclistas llevaba dos Panzerfaust sujetos a ambos lados de la rueda delantera y al manillar. La cúpula nazi daba por hecho que serían capaces de desmontar en un instante y estar listos para entrar en acción contra un T-34, lo cual era imposible en la mayoría de los casos y se les enviaba conscientemente a una muerte anunciada.







Las Juventudes Hitlerianas, al ser constituidas abrumadoramente por adolescentes sin entrenamiento militar previo y con un armamento de mala calidad, lucharon de manera muy desigual en los últimos meses de la guerra y sufrieron elevadísimas bajas, si bien algunos reducidos grupos combatieron (en Berlín un grupo consiguió evitar el avance de una división de tanques soviéticos de liberación durante tres días, gracias sobre todo a los Panzerfaust). Tras la guerra, las Juventudes Hitlerianas fueron disueltas y abolidas permanentemente.

Las Juventudes Hitlerianas fueron disueltas por las autoridades aliadas como parte del plan de desnazificación. Algunos miembros eran sospechosos de crímenes de guerra pero, al ser menores de edad al momento de cometerlos, no se hicieron serios esfuerzos para llevarles ante la justicia.

Las Juventudes Hitlerianas nunca fueron declaradas una "organización criminal" en tanto agrupaba menores de edad, pero indirectamente quedaron prohibidas en tanto su liderazgo adulto (basado exclusivamente en jerarcas del NSDAP) fue considerado como "corruptor de la mente de los jóvenes alemanes" y condenado por ello junto con todo el aparato gubernativo del nazismo. Muchos líderes adultos de las Juventudes Hitlerianas fueron enjuiciados por las autoridades aliadas, y Baldur von Schirach fue sentenciado a 20 años de prisión. No obstante, a von Schirach se le declaró culpable por sus acciones criminales contra judíos y disidentes en Viena, no por su liderazgo de las Juventudes Hitlerianas.































































































































































































Bibliografía:


Butler, Rupert. Hitler's Young Tigers: The Chilling True Story of the Hitler Youth. London: Arrow Books, 1986. ISBN 0-09-942450-9.
Forty, George (2004). Villers Bocage. Battle Zone Normandy. Sutton Publishing. ISBN 0-7509-3012-8.
Hakim, Joy. A History of Us: War, Peace and all that Jazz. New York: Oxford University Press, 1995. ISBN 0-19-509514-6.
Hamilton, Charles (1984). Leaders & Personalities of the Third Reich, Vol. 1. R. James Bender Publishing. ISBN 0-912138-27-0.
Holzträger, Hans. In A Raging Inferno: Combat Units of the Hitler Youth 1944–45. Solihull, UK: Helion & Company, 2005. ISBN 1-874622-60-4.
Könitzer, Willi Fr. The Hitler Youth as the Carrier of New Values. Berlin: Reichssportverlag, 1938.
Massaquoi, Hans Jürgen. Destined to Witness: Growing Up Black in Nazi Germany. New York: Harper Perennial, 2001. ISBN 978-0-06-095961-6.
Ernst Klee, Das Personenlexikon zum Dritten Reich. Wer war was vor und nach 1945, Fischer Taschenbuch Verlag, Zweite aktualisierte Auflage, Frankfurt am Main 2005, ISBN 978-3-596-16048-8, p. 694.
"New Pope Defied Nazis As Teen During WWII." The New York Times. Retrieved: 1 February 2010.
Evans, Richard J. (2005). The Third Reich in Power. New York: Penguin Group. ISBN 978-0-14-303790-3.

No hay comentarios

Comente con responsabilidad

Con la tecnología de Blogger.