Header Ads

Adidas vs Puma. Dos hermanos peleados

El pueblo alemán de Herzogenaurach está dividido en dos, por una disputa familiar de hace 60 años.

Cada lado tiene sus propios pasteleros, carniceros, bares, y hasta escuelas.

Lo que sorprende es que este pequeño pueblo del sur de Alemania está dividido por el pleito de dos hermanos. Adi y Rudolf Dassler los cuales crearon las famosas compañías, Puma y Adidas.

Adi y Rudi trabajaron juntos durante muchos años. Sus personalidades eran opuestas y eso hacía que se complementasen. Su marca conjunta Gebrüder Dassler (Hermanos Dassler) alcanzó sus mejores momentos bajo el régimen nacional-socialista. Su desencuentro surgió en la Segunda Guerra Mundial, cuando Adi queda eximido de su incorporación a filas y Rudi era enviado al frente en Polonia. Rudolf nunca superó esta afrenta.

Y es que cuando los aliados liberaron Herzogenaurach, Rudi fue encarcelado durante un año acusado de pertenecer al servicio de inteligencia de las SS. Siempre culpó a su hermano de haberle traicionado y no dudó en incriminarle para limpiar su nombre y recuperar el control de la empresa. Finalmente, Rudi fundó Puma a un lado del río Aurach y Adi mantuvo las instalaciones en el otro para Adidas.

El resultado fue que los hermanos nunca se volvieron a hablar.

Adolf, o Adi, se mantuvo en la colina y acortó su nombre para utilizarlo en la marca de sus zapatos: Adidas.

El pueblo también se dividió.

Tras la separación, Herzogenaurach fue una ciudad dividida. Los trabajadores de una y otra fábrica iban a bares diferentes, a panaderías distintas, mandaban a sus hijos a jugar a equipos dispares... Había un carnicero de Adidas, y un carnicero de Puma.

En 1970, Horst y Armin, hijos y herederos de los imperios y rivalidades furibundas de Adi y Rudolf Dassler, llegaron a un inesperado acuerdo conocido como el «pacto Pelé»: el  jugador quedaría fuera del objetivo de Adidas y Puma para evitar que su fichaje provocara una guerra de ofertas que no convenía a ninguna de las dos empresas. Pero, ¿quién dijo que los pactos están para cumplirlos? Armin viajó raudo a la localidad carioca de Santos donde vivía el astro brasileño y le entregó 25.000 dólares, otros 100.000 por los siguientes cuatro años, y unos royalties del 10% sobre las ventas de botas Puma con su nombre.

Aún en la muerte, Rudi y Adi no se reconciliaron.

En el cementerio local, sus tumbas están lo más lejos posible la una de la otra.







La familia Dassler. Rudolf (a la izquierda) y Adolf (arriba en el centro) cuando todavía se hablaban.


Adolf Dassler (Herzogenaurach (Alemania), 3 de noviembre de 1900 - íbidem, 6 de septiembre de 1978), más conocido como Adi Dassler, fue el fundador de la empresa alemana de equipamiento deportivo Adidas.


Rudolf Dassler (Herzogenaurach, Alemania, 26 de marzo de 1898 - 27 de octubre, de 1974) fue el fundador de la compañía de material deportivo PUMA y hermano del fundador de Adidas, Adolf Dassler.












La historia de dos hermanos fundadores de las dos mayores marcas de indumentaria deportiva del mundo, Adidas y Puma, dos marcas míticas que facturan miles de millones de euros al año (10.000 en el caso de Adidas; 2.300 para Puma) y que hoy en día cuentan con millones de jóvenes consumidores que se personifican con sus ídolos deportivos a través de su vestimenta, es digna de ser retratada en un film. Alemanes, hijos del zapatero Christoph, partidarios del nazismo, comenzaron juntos su carrera empresarial.


De profesión panadero, un joven Adi Dassler comenzó a producir su propio calzado deportivo en la cocina de su madre, después de su vuelta de la Primera Guerra Mundial.

Decidió utilizar su apodo y la primera sílaba de su apellido para darle nombre a su gran emprendimiento: Adidas. En 1924, su hermano Rudolf Dassler se sumó al negocio.

Corrían días de 1926. En el interior de la «Gebrüder Dassler Schuhfabrik» los hermanos Adolf y Rudolf confeccionaban zapatillas y pantuflas sin marca. También calzado con clavos para los que gustaban de correr al aire libre con las temperaturas poco auguriosas del invierno alemán.

Buena calidad en los materiales, perfecta manufactura, resistencia extrema… Las bondades del calzado Dassler llegaron a oídos de Josef Waitzer, entrenador del equipo alemán de atletismo.

Con Adolf (más conocido como Adi) en el papel de artista introvertido, y Rudolf como experto en relaciones públicas, la pareja de hermanos no tardó en comercializar sus productos en la villa olímpica en los Juegos de Berlín de 1936.

Sumado a esto, el advenimiento del nazismo (del cual eran partidarios) supuso una ventaja económica, siendo el deporte utilizado por los nazis como el espejo perfecto para mostrar al mundo la perfección aria.

Pero no fue un ario quien se lleve todos los laureles: estos fueron para Jesse Owens, para disgusto de Hitler y su cineasta-propagandista Leni Riefensthal.

El atleta negro se colgó al cuello la gloria dorada cuatro veces por delante de muchachos rubios y de mirada azul.

La proeza contenía un secreto: Jesse calzaba unas zapatillas de clavos obra de Adi Dassler. La compañía comenzaba a despegar de la mano –y los pies– de un liviano muchachito de Alabama.
El clima entre los hermanos comenzó a ser tenso durante la II Guerra Mundial. Por orden del III Reich, la fábrica de calzado se reconvirtió en taller de tanques y repuestos de lanzamisiles.

Adi se libró de empuñar armas para hacerse cargo del bélico rumbo que había tomado su empresa.

Rudolf, convencido de la causa nazi y espía de la SS, se unió a las tropas en Sajonia y desde allí escribió una misiva a su hermano llena de afecto: «No dudaré en pedir el cierre de la fábrica para que tengas que asumir una ocupación que te permita jugar a ser jefe y, como deportista de elite que eres, tengas que llevar un arma».

Terminada la guerra, sucedió lo esperable: Rudolf dejó la empresa para crear la suya propia, la competidora Puma.

Aquí comienza una batalla comercial inescrupulosa, que roza lo patético por tratarse de dos hermanos. La disputa se extendió más allá de ellos, pasando a hijos y, en la actualidad, nietos de ambos.

Adolf (Adidas) y Rudolf Dassler (Puma) crearon dos emporios de calzado deportivo y patrocinaron a las mejores estrellas del siglo XX. Murió cada uno odiando al otro, quizás convencidos de que era la mejor manera de vivir.

Tras la muerte de Adolf Dassler en 1978, su hijo y su esposa Käthe asumieron la dirección. Adidas se transformó en sociedad anónima en 1989, pero la propiedad se mantuvo en la familia hasta su OPV en 1995.

Bajo la dirección de Rudolf Dassler, PUMA fue una empresa pequeña. Sólo bajo la dirección de su hijo Armin Dassler PUMA llegó a ser la empresa mundialmente conocida que es hoy.




Bibliografía:

wikipedia.org/wiki/Puma_AG
wikipedia.org/wiki/Adidas
newsweek.com/2008/04/13/a-tale-of-two-sneakers.html

No hay comentarios

Comente con responsabilidad

Con la tecnología de Blogger.