lunes, 13 de marzo de 2017

Fortalezas Maunsell

Las Fortalezas marinas Maunsell eran pequeñas torres fortificadas que se construyeron durante la Segunda Guerra Mundial para la defensa del Reino Unido. Estaban emplazadas en los estuarios de los ríos Támesis (región de Londres) y Mersey (región de Liverpool). Fueron bautizadas así por su diseñador, Guy Maunsell. Tras retirarlas del servicio a finales de la década de 1950, se destinaron a otras actividades, e incluso una de ellas se convirtió en la llamada "micronación" de Sealand.

Estos fuertes eran operados por la Royal Navy y tenían como misión detener y avisar de cualquier intento alemán de colocar minas marinas mediante aviones en los estratégicos estuarios de los ríos Támesis y Mersey.

Eran cuatro:

Rough Sands (HM Fort Roughs) (U1)

Sunk Head (U2)

Tongue Sands (U3)

Knock John (U4)


El diseño era una construcción de hormigón, una barcaza pontón con dos torres cilíndricas en cuya parte superior se instalaban dos cañones de 3,75 pulgadas y dos cañones antiaéreos Bofors de 40 mm. Se construían en diques secos y se montaban como unidades completas. Entonces eran dotadas —las tripulaciones subían a bordo al mismo tiempo para familiarizarse con los equipos— antes de que fuesen remolcadas y ancladas en los bancos de arena fijados en 1942.

Además de su labor de obstaculizar las incursiones aéreas alemanas, los fuertes también ampliaban la cobertura de los radares en el estuario del Támesis, permitiendo a la Royal Navy localizar las posiciones de las minas marinas colocadas por los alemanes y así evitarlas.

El diseño de la fortaleza naval fue el último de los que Maunsell había ideado como respuesta a las peticiones del Almirantazgo. Inicialmente se consideró la instalación de fortalezas en el Canal de la Mancha capaces de enfrentarse a naves enemigas.

Para 1940, el puerto de Londres era uno de los más activos del mundo, por lo tanto era un objetivo primordial para cualquier fuerza exterior. Dicho puerto transcurre a lo largo de las riberas del río Támesis desde Londres, hasta el mar del norte.

A partir del estuario del Támesis que es una de las principales entrantes desde el mar del norte a Gran Bretaña, allí se pueden manejar trasatlánticos, transbordadores y todo tipo de contenedores, con toda la gama de productos que podamos imaginar; sobre todo en la época de la puesta en marcha de la Ley de Préstamo y Arriendo promulgada desde los EE.UU. por Franklin D. Roosevelt.

Los fuertes de la Royal Navy estaban elaborados con una base de pontones que sostenían dos patas huecas de concreto de más de 8 metros de diámetro. Estos contenían siete cubiertas con lugar para 100 personas, alimento, combustible y munición. Tenía una plataforma de acero para el cañón, que también albergaba una torre de control y el equipo de radar.

Estos fuertes estaban plenamente operativos apenas 30 minutos después de ser fondeados en su ubicación definitiva, su tripulación se encontraba ya instalados en ellas prácticamente desde su construcción con la finalidad que se familiarizaran con ellas.

En resumen los fuertes marinos constaban de: los pontones o flotadores, de 46X10X6 metros y un peso de 817 toneladas. El pedestal que era una estructura que unía los dos pontones, las torres, dos estructuras con forma de tambor con un diámetro externo de 7,3 metros y 30 cm de espesor. La altura de cada torre era de 19 metros, y se dividía en 5 plantas, distribuidas para alojamiento y almacenes. Por último el puente, una estructura reforzada rodeada de un parapeto y con un puesto de mando.

 Croquis de la base tipo Oxford que Maunsell utilizó para los fuertes del ejército.

En cuanto al armamento alojaba 2 cañones antiaéreos Bofors, además de otros 2 cañones de 3,75. El primer fuerte fue bautizado como Roughs Sands. Los fuertes navales fueron colocados en mar abierto.

El rol de estas torres era atacar los raids alemanes y extender el área cubierta por el radar en el estuario del Támesis, permitiendo que la Royal Navy supiese con precisión las posiciones de las minas plantadas por los alemanes.

Como ya lo he mencionado el principal objetivo de estos complejos defensivos, no era otro que dar una alerta temprana para que las RAF pudiese romper las formaciones de bombardeo alemanas, además de una tarea de prevención contra la colocación de minas magnéticas por medios navales o aéreos. Inicialmente fue considerado la instalación de las fortalezas en el Canal de la Mancha, pero luego fue desechada la idea.

La superestructura, consistía en una casa hexagonal de acero de tres plantas, baja, intermedia y techo. La distancia entre los paneles paralelos era de 11 metros y los muros de acero de 10 cm. El suelo tenía un recubrimiento de asfalto, y el techo de las torres estaba blindado, cinco de las torres poseían amarres para barcos para recibir el abastecimiento y logística. 

 Localización de los fuertes.

Estas instalaciones eran más grandes que las de la marina y fueron colocadas más cerca de la costa. Formada por siete (7) plataformas de acero conectadas entre sí por pasarelas elevadas. Cinco de las plataformas estaban armadas con cañones antiaéreos Bofors de 40mm más cuatro (4) cañones de 3.75 pulgadas y se situaban en un semicírculo alrededor de una torre central que actuaba como una suerte de torre de control de todo el complejo y como alojamiento de la dotación que era de unos 120 hombres. La séptima torre estaba colocada a más distancia de las demás y era la que albergaba los focos de luz para buscar los aviones en la oscuridad.

Construcción de la base, que consistía en cuatro (4) elementos de hormigón armado que se ensamblaban formando un marco tipo Oxford, cada pieza medía 25 metros de largo por 1.83 metros de alto. El peso de cada base era de 300 toneladas.


El plan original fue construir siete de estos fuertes, sin embargo, sólo tres (ya nombrados) fueron construidos con un costo de 724.000 libras esterlinas. Todas fueron posicionadas en aguas de menos de 30 metros de profundidad.

Anson Maunsell (1 septiembre la India 1884 - 20 junio 1961 Irlanda) fue el ingeniero civil británico responsable del diseño de los Fuertes que llevaron su nombre. En 1917, Maunsell fue reclutado como oficial comisionado en el Royal Engineers.

Por otro lado se ha llegado a conocer que para la dotación que cumplía servicio en los fuertes, el cual eran períodos de seis (6) semanas, llegó a convertirse en una pesadilla. Supuestamente las condiciones de vida en estas islas artificiales eran extremas. Los propios soldados se refirieron a estas, como “Fort Madness” (Fuerte Locura), el ruido incesante del mar, los cañones, los motores de gasoil, sin más distracción que la que podían procurarse entre ellos. Muchos de estos hombres requirieron tratamiento psiquiátrico. Observe detenidamente como se asentaba un fuerte en el fondo marino tras inundar las esclusas con agua.

Perspectiva del conjunto. En la figura, los números indican cada uno de los usos para los cuales estaban destinadas las torres. La número 1, era la torre de control y comunicaciones. La número 2, la llamaban “La torre Bofors” puesto que era la que portaba los cañones Bofors de 40 mm. La número 3, era la que portaba el reflector. Las torres marcadas con el número 4 son las que portaban los cañones QF de 3,75 pulgadas. Fuente: R.M. Jurga


Fortaleza marina de Knock John.








Fuentes Bibliográficas:


Turner, Frank R., The Maunsell Sea Forts (3 volumes, ISBN 0-9524303-0-4; ISBN 0-9524303-1-2; ISBN 0-9524303-7-1). Gravesend: Publicado por el autor, 1994–1996.
Turner, Frank R. (1995). The Maunsell Sea Forts. (3 volumes, ISBN 0-9524303-0-4; ISBN 0-9524303-1-2; ISBN 0-9524303-7-1). ISBN 0-9524303-0-4.
Kauffmann, J.E. and Jurga, Robert M. Fortress Europe: European Fortifications of World War II, Da Capo Press, 2002. ISBN 0-306-81174-X

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente con responsabilidad