sábado, 11 de febrero de 2017

Panzerkampfwagen Pz.Kpfw III

El Panzer III era un carro de combate medio desarrollado en Alemania a finales de los años 1930, ampliamente utilizado durante la Segunda Guerra Mundial. El nombre es una abreviación de su designación oficial en alemán Panzerkampfwagen III (vehículo de combate blindado modelo III), abreviado como PzKpfw III.

Estaba destinado a combatir contra otros vehículos blindados de combate y servir junto al tanque de apoyo de infantería Panzer IV. Sin embargo, para enfrentarse al T-34 soviético, el Panzer III quedó obsoleto en su función y los alemanes necesitaban armas anticarro más poderosas. 

Como el Panzer IV tenía una torreta de mayores dimensiones, y montaba el cañón largo KwK 40 de 75 mm, intercambió el papel con el Panzer III para ocuparse de las batallas de tanques. A partir de 1942, la última versión del Panzer III montó el cañón KwK 37 de 75 mm L/24, más adecuado para apoyar a la infantería. La producción del Panzer III finalizó en 1943. No obstante, se utilizaron los chasis de Panzer III para producir cañones de asalto Sturmgeschütz III hasta el final de la guerra.


El 11 de enero de 1934, siguiendo las especificaciones de Heinz Guderian, el Departamento de Armamento del Ejército elaboró los planes para un tanque medio con un peso máximo de 24 tm y una velocidad máxima de 35 km/h. Se pensó utilizar este carro de combate como blindado principal de las Divisiones Panzer, capaz de enfrentarse y destruir las fuerzas blindadas enemigas.

Daimler-Benz, Krupp, MAN y Rheinmetall desarrollaron todos los prototipos, entrando en la fase de pruebas en 1936 y 1937; el diseño de Daimler-Benz fue escogido para su producción. El primer Panzer III A salió de la línea de montaje en mayo de 1937, y en ese año se fabricaron un total de diez unidades, dos de ellas sin armamento instalado. La producción en masa comenzó con el modelo F en 1939.

Entre 1937 y 1940 se realizaron intentos de crear piezas comunes entre el Panzer IV de Krupp y el Panzer III de Daimler-Benz. Uno de los trabajos principales en el diseño del Panzer III fue la búsqueda de una suspensión eficiente. Se probaron varios tipos de resortes de láminas entre los modelos A al D, hasta que se cambió a una suspensión de torsión de barra en el modelo E. El Panzer III junto al tanque pesado soviético KV fue uno de los primeros blindados en utilizar esta suspensión.

El Panzer III demostró ser inferior en potencia de fuego al T-34 soviético, y fue reemplazado por el Panzer IV que portaba un cañón de alta velocidad de 75 mm. En 1942, el modelo N del Panzer III incorporaba un cañón L/24 de 75 mm, pero era de velocidad lenta diseñado para apoyo y contra infantería.

Desde el modelo A al C, el Panzer III tenía un blindaje homogéneo de acero ligeramente inclinado de 15 mm en todos los lados, 10 mm en la parte superior y 5 mm en la inferior. Este blindaje llegó a ser escaso, siendo aumentado a 30 mm en los modelos D al F; en el modelo H se le añadió una segunda capa de 30 mm de acero reforzado en la parte delantera y trasera del casco. El modelo J llevaba una plancha sólida de 50 mm en la parte frontal y posterior, mientras que los modelos L al N tenían una capa adicional de 20 mm en la parte frontal del casco.

Este blindaje adicional significaba que los Panzer III eran invulnerables a la mayoría de los cañones anticarro británicos y rusos durante 1941 y 1942, sacrificando en parte gran movilidad, aunque únicamente estaban a salvo en la parte frontal, ya que los laterales seguían siendo vulnerables a la mayoría de las armas enemigas, incluyendo los fusiles anticarro.

La protección trasera inusualmente grande del Panzer III era una carga, puesto que no tenía valor de combate. Aunque hacia 1939 varios diseños de carros de combate tenían un blindaje pesado en la parte posterior, la tendencia durante la guerra fue reducir al mínimo la protección en los laterales y la parte trasera para concentrarla en el cuadrante frontal, que era el que estaba más expuesto a los ataques.

El Panzer III estaba diseñado para enfrentarse a tanques y se pensó utilizar un cañón rápido de 50 mm para esta tarea. Sin embargo, la infantería estaba siendo equipada con un cañón anticarro de 37 mm, y con el interés de crear un estándar los tanques debían llevar la misma arma. No obstante, se decidió ampliar el tamaño de la torreta para equiparla con un cañón de 50 mm si fuese necesario en un futuro; esta decisión prolongó la vida útil del Panzer III en el ejército alemán.

Los primeros modelos (del Ausf. A al Ausf. E, y algunos Ausf. F) estaban equipados con un cañón corto de 37 mm que fue satisfactorio durante las campañas de 1939 y 1940, a pesar de los problemas que encontraron al luchar contra los carros de infantería británicos (Matilda y Churchill mayormente), pero los modelos posteriores (del Ausf. F al Ausf. M) fueron actualizados con un cañón de 50 mm Kwk38 L/42 y KwK39 L/60 como respuesta al incremento de blindaje y armamento de los blindados enemigos, en especial los carros soviéticos.

Además, el chasis del Panzer III fue empleado como base para el Sturmgeschütz III, uno de los cañones autopropulsados más importantes de la guerra y el más construido.
Hacia 1942, el Panzer III se consideraba obsoleto como tanque principal, aunque se continuó la producción como vehículo de apoyo. El modelo N llevaba un cañón lento Kwk37 L/24 de 75 mm, el mismo tipo que utilizaban los primeros modelos del Panzer IV. Este tanque fue empleado como sustituto del cañón de asalto StuG III, que se usó principalmente como cazacarros. Esto fue debido a los problemas a la hora de montar un cañón más potente, donde el Panzer III no lo admitía, pero sí su hermano mayor, el Panzer IV, con quien intercambió los papeles (apoyo-cazacarros).

Todos los modelos hasta el Ausf. F tenían dos ametralladoras de 7,92 mm montadas coaxialmente con el cañón principal, y otra ametralladora de 7,92 mm en el casco. Los modelos siguientes desde el Ausf. G eliminaban una de las dos ametralladoras de la torreta.

El Panzer III se utilizó durante las campañas contra Polonia, Francia, la Unión Soviética y en el Norte de África. Algunos se siguieron usando en Normandía y Arnhem en 1944.

En las campañas polaca y francesa, el Panzer III constituía una pequeña parte de las fuerzas blindadas alemanas. Sólo se disponía de algunos centenares de Panzer III de los modelos A al F, la mayoría armados con cañones de 37 mm. En ese momento era el mejor carro de combate medio disponible por los alemanes y superaba a la mayoría de sus oponentes, como el 7TP polaco, los tanques ligeros franceses Renault R-35 y Hotchkiss H-35 y el tanque de caballería Somua S-35.

En la época en la que los alemanes invadieron la Unión Soviética, el Panzer III era el tanque alemán más numeroso. La mayoría de los tanques disponibles tenían el cañón de 50 mm. Sin embargo, el Panzer III era inferior a los tanques soviéticos T-34 y KV; el 92% de los carros soviéticos eran viejos tanques de la serie BT y T-26 en mal estado. Las mejores tácticas alemanas, el entrenamiento de la tripulación, la falta de municiones en el bando soviético y la ergonomía del Panzer III contribuyeron a tener un ratio de bajas a favor de 6 a 1 en 1941.

Con la aparición del T-34, fue prioritario el rearme de los Panzer III con un cañón más poderoso de 50 mm: los modelos J y L tenían un cañón más largo y blindaje mayor. Estas versiones estaban disponibles entre 1942 y 1943. Además, para defenderse de los rifles antitanque soviéticos, en 1943 el modelo M comenzó a utilizar blindaje espaciado en la torreta y el casco. Para entonces, sin embargo, el Panzer III empezó a ser relegado a tareas secundarias, siendo reemplazado por el Panzer IV y el Panther. La última versión, el modelo N, estaba armado con un obús corto de 75 mm para apoyo de infantería.

El Panzer III era bueno, aunque no sobresalía en blindaje, armamento y movilidad. Estaba bien diseñado al tener una torreta de tres miembros (artillero, cargador y comandante), dejando al comandante libre para concentrarse en sus tareas de coordinación y dirección. Esta característica se daba en otros tanques, pero la mayoría de los carros de combate tenían menos de tres tripulantes en la torreta, lo que reducía la capacidad de combate del tanque.




































































































Fuentes Bibliográficas:


"Germany's Panzerkampfwagen III, SdKfz 141". World War II Vehicles. Retrieved June 10, 2004.
"PzKpfw III". Achtung Panzer!. Retrieved June 12, 2007.
"Pz. Kpfw.III". Panzerworld. Retrieved April 19, 2005.
Gander, Terry J. Tanks in Detail; PzKpfw III Ausf A to N ISBN 0-7110-3015-4.
Zaloga, Steven J. (2007). Japanese Tanks 1939–45. Oxford: Osprey. p. 48. ISBN 1-84603-091-9.
Zaloga, Steven J. (1994). T-34/76 Medium Tank 1941–1945. Oxford: Osprey. p. 48. ISBN 1-85532-382-6.
Zaloga, Steven J., James Grandsen (1984). Soviet Tanks and Combat Vehicles of World War Two, London: Arms and Armour Press. ISBN 0-85368-606-8.PS














0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente con responsabilidad

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites