jueves, 19 de enero de 2017

Waffen-SS



Comenzaron como unidad de protección y choque, hasta convertirse en una fuerza de combate de 950.000 soldados aproximadamente, de los que 352.000 murieron en acción y 50.000 desaparecieron. Combatieron bajo el signo de las Waffen-SS hombres de unas veintiséis nacionalidades. En los Juicios de Núremberg, las Waffen-SS fueron condenadas como parte de una organización criminal debido a su participación en atrocidades y crímenes de guerra e inmediatamente abolidas.






La experiencia ganada en las campañas de Polonia, Francia y de los Balcanes, y la peculiar forma de adiestramiento, pronto convirtieron a las Waffen-SS en auténticas unidades de élite. En varias ocasiones, las Waffen-SS fueron criticadas por el ejército regular a causa de su indiferencia ante las bajas en el combate. Sin embargo, las divisiones Waffen-SS demostraron ser unas unidades excepcionales y disciplinadas sobre todo en la Operación Barbarroja, mostrando gran eficiencia en el combate. El duro entrenamiento y el excelente suministro de armas y municiones tornaron a las Waffen-SS en unidades de elevado prestigio bélico.

Las Waffen-SS acreditaron especialmente su valor durante la Tercera batalla de Járkov en febrero-marzo de 1943, donde el II. SS-Panzerkorps bajo el mando del SS-Brigadeführer Paul Hausser recobró la ciudad ucraniana de Járkov tomada por los soviéticos pocas semanas antes y detuvo la ofensiva enemiga pese a la inferioridad numérica, salvando a las fuerzas del grupo de ejércitos de Erich von Manstein. A mediados de 1943, el II. SS-Panzerkorps formado por el LSSAH, la división Das Reich y la división Totenkopf (ahora divisiones de granaderos tanquistas) tomó parte en la Batalla de Kursk.






Las bajas sufridas por las Waffen-SS a lo largo de 1943 trajeron una novedad: el Tercer Reich aceptó la integración de fuerzas no alemanas en las Waffen-SS, no sólo de reclutas de origen "germánico" (noruegos, daneses u holandeses) que habían sido aceptados desde 1941, sino ahora con aspirantes de países como Francia, Bélgica, Letonia o Estonia, incluso se aceptaron tropas de los Balcanes (croatas y bosnios) lo cual suponía que el reclutamiento nazi se concentraba más en el violento anticomunismo de sus aspirantes que en la "pureza racial aria".

A inicios de 1944, bajo las insignias de las Waffen-SS se hallaban tropas de casi 25 países diferentes, incluso de algunos neutrales. En los meses del final de la guerra, a las formaciones Waffen-SS se les encomendaron misiones imposibles por parte de Hitler, que las veía aún como muy eficaces en el combate, las Waffen-SS estuvieron presentes en la Batalla de las Ardenas a fines de 1944, pero tras algunos éxitos iniciales estuvieron lejos de su gran eficacia de años pasados, siendo contenidas y luego repelidas por las fuerzas aliadas. Luego participaron en febrero de 1945 en la Ofensiva del Lago Balatón siguiendo unas órdenes de Hitler para recuperar Budapest y destruir todo un frente del Ejército Rojo, lo cual resultaba imposible de cumplir.

En mayo de 1945 se rindieron casi por completo a las fuerzas estadounidenses. Los cuerpos Waffen-SS eran de combate en campo abierto, varias de sus divisiones fueron consideradas de élite. Estas divisiones estuvieron caracterizadas por una moral extremadamente alta y una capacidad excelente en el combate, fueron beneficiados con frecuencia con el mejor equipo y armamento disponible.

Numerosas unidades de las Waffen-SS estuvieron implicadas en crímenes de guerra. La organización entera fue declarada una "entidad criminal" por el tribunal militar internacional durante los Juicios de Núremberg, a excepción de los soldados rasos, que fueron eximidos de ese juicio debido a la movilización forzada de los últimos años de la guerra.























































































































































































































































































































































































































































































































































































































































Fuentes Bibliográficas:

·      AILSBY, Christopher. (2003). Waffen-Ss: la Guardia Negra de Hitler en la Guerra: Editorial Libsa, 01/2000. (Una mirada a fondo de la Waffen-SS, su historia, su formación, sus divisiones, actos heroicos y de barbarie).
·      GUERRA, Nicola. (2012) Turku: Annales Universitatis Turkuensis. 
·      LANDEMER, Henri(1980), "Las Waffen SS". Impreso en España, Ediciones Balland.
·      WILLIAMSON, Gordon. (2003). Las SS, instrumento de terror de Hitler. Alcobendas: Editorial Ágata, 01/1998. I (Enfocado a las tácticas de guerra de las divisiones Waffen-SS, su desempeño en el campo de batalla y a la división "Totenkopf").
·      SKORZENY, OTTO (2003), "Luchamos y Perdimos", tomo II de sus Memorias. Ediciones Acervo, Barcelona, España.

·      De Caixal, David Odalric (2003). Waffen-SS los templarios de Hitler en combate. Madrid: Almena.PS

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente con responsabilidad