¡Quienes Somos?

ACARH es una asociación de ámbito regional sin ánimo de lucro, inscrita con el numero 22340 de la Sección Primera del Registro Único de Asociaciones de la Junta de Comunidades de Castilla- La Mancha. La asociación se constituye por tiempo indefínido para el estudio, la investigación, el conocimiento, la divulgación y la recreación de hechos históricos. .

¿QUE ES LA RECONSTRUCCIÓN HISTORICA?

La reconstrucción histórica, como la frase implica, es traer a la vida el pasado, reviviendo algunos de sus aspectos para educar y al mismo tiempo entretener al público, para hacer más cercana la historia y despertar su interés en ella..

MUSEO MILITAR HISTORICO VIRTUAL DE ACARH

ACARH .Quiere resalsatar no solamente la importancia de los museos por su aportación a la configuración de la sociedad del mañana sino también que luchamos contra la ignorancia para mantener la cultura y contra la vulgaridad para mantener la cortesía y los buenos modales en el trabajo, en la calle y en la familia..

REFUGIOS ANTIAÉREOS DE ALBACETE

Refugio del Altozano, Albacete. Más de una docena de refugios antiaéreos públicos, y otros particulares, podían albergar a unas 17.500 personas (un tercio de la población albaceteña de entonces) .

Fuga en Dunkerque

El 10 de mayo de 1940 tropas de asalto aerotransportadas tras una oleada de ataques aéreos abren el paso a dos grupos de ejércitos alemanes que invaden Bélgica y Holanda.

martes, 8 de agosto de 2017

Los Hermanos del bosque

Hermanos del Bosque Lituanos


 Numerosas fueron las facciones guerrilleras que proliferaron en los Estados Bálticos (Estonia, Letonia y Lituania) durante la Segunda Guerra Mundial e inicios de la Guerra Fría. De todas estas la más   numerosa y temida por los soviéticos fueron los combatientes de los Hermanos del Bosque Lituanos.
Orginalmente el  nombre de “Hermanos del Bosque” tuvo su nacimiento en la Revolución de 1905, cuando los habitantes bálticos que por aquel entonces formaban parte de Rusia, se negaron a enrolarse forzosamente en el Ejército Imperial Ruso para luchar contra Japón en la Guerra Ruso-Japonesa, lo que generó que gran parte de los jóvenes se marcharan a los bosques para ocultarse y por tanto evitar el  reclutamiento. Basándose en este acontecimiento histórico, los nacionalistas bálticos bautizaron con esa denominación a su organización guerrillera después de que a inicios de la Segunda Guerra Mundial en otoño de 1939 la Unión Soviética ocupase Estonia, Letonia y Lituania, surgiendo en esta última los Hermanos del Bosque Lituanos (Mizko Broliai).
Hasta bien entrado el año 1940 la resistencia contra la ocupación soviética fue escasa porque inicialmente las tropas del Ejército Rojo respetaron las instituciones anteriores e incluso entregaron a Lituania el territorio de Vilna a costa de la desaparecida Polonia. Sin embargo cuando Iósif Stalin disolvió la democracia parlamentaria, persiguió a los opositores políticos, deportó a Siberia a grandes cantidades de población y proclamó la República Socialista Soviética de Lituania, millares de refugiados escaparon de la ciudad al campo para sumarse a los Hermanos del Bosque.

General Adolfas Ramanauskas Vanagas de los Hermanos del Bosque Lituanos con dos halcones a cada hombro.
Muy dura fue la vida en los bosques debido al frío, el clima y las inclemencias de la naturaleza para todos aquellos partisanos que se ocultaban. Camuflados entre la densa vegetación los guerrilleros construyeron refugios en los matorrales, campamentos entre las arboledas, agujeros bajo la tierra, túneles y pequeños búnkers. Normalmente se abastecían de alimentos robados a los soviéticos, de ayudas prestadas por los granjeros locales o plantando cultivos en los claros del bosque. Tan excelente fue su logística que muy pronto estos partisanos consiguieron organizar grandes comunidades silvestres con sus familias llevándose al bosque a sus mujeres, hijos, ganado e incluso fundando sus propias escuelas. Aunque la salud de un partisano lituano en el bosque oscilaba intacta por un períodode dos años; muchos otros decidieron operar desde su propio hogar en las ciudades saliendo a combatir y luego regresando a su casa.
Uniformológicamente la vestimenta de los Hermanos del Bosque varió según su procedencia. Aunque la mayoría portó antiguos uniformes del Ejército Lituano, muchos llevaron guerreras alemanas o soviéticas e incluso uniformes civiles con abrigos adornados por un brazalete con los colores amarillo, verde y rojo de la bandera lituana. Respecto al armamento los arsenales generalmente utilizados fueron fusiles alemanes o rusos, así como ametralladoras Maxim soviéticas, MG-38 germanas o Skoda checoslovacas, además de granadas caseras y algunos morteros.
Sencillas fueron las acciones guerrilleras de los Hermanos del Bosque sobre Lituania comoorganizar ataques contra convoyes militares del Ejército Rojo en los caminos, atentados contra oficiales de la Policía Secreta Soviética (NKVD), robos de armas y municiones, propaganda o asesinatos de los colaboracionistas comunistas locales. La mayoría de estos combatientes fueron antiguos soldados del Ejército Lituano, policías de la Guardia Nacional, funcionarios, políticos conservadores, socialistas moderados, sindicalistas, empresarios, campesinos, sacerdotes católicos, etcétera, los cuales se unificaron el 9 de Noviembre de 1940 en el Frente Activista Lituano (Lietuviu Aktyvisty Frontis o LAF) al mando del general Kazys Skirpa. Aproximadamente más de 100.000 lituanos formarían parte de los Hermanos del Bosque.
Cuando tuvo lugar la invasión de Alemania a la Unión Soviética durante la “Operación Barbarroja” en Junio de 1941, numerosos miembrosde los Hermanos del Bosque apoyaron mediante acciones armadas desde la retaguardia a las tropas alemanas del Grupo de Ejércitos Norte que avanzó por Lituania. De este modo una vez expulsados los soviéticos, los antiguos miembros de los Hermanos del Bosque abandonaron la clandestinidad y se agruparon en milicias locales o se alistaron como auxiliares en el Ejército Alemán (Werhmacht) para combatir en el Frente Oriental.

Hermanos del Bosque Lituanos en el distrito de Naliboki el 20 de Julio de 1944.
Al producirse el cambio de tornas en contra del Eje en la Segunda Guerra Mundial y el Ejército Rojo volver a amenazar las fronteras de Lituania, los Hermanos del Bosque fundaron el 23 de Noviembre de 1943 el Comité Supremo para la Liberación de Lituania (Vyriausias Lietivos Islaisvinimo Komitetas o VLIK), reautizado en 1944 como Ejército Lituano de Liberación (Lietuvos Laisves Armija o LLA) con 30.000 combatientes. Ante esta situación durante gran parte de 1944, los Hermanos Bosque lucharon contra el Ejército Rojo como fuerza de choque frontal y desde 1945 otra vez como fuerza partisana. De hecho cuando la Unión Soviética ocupó por segunda vez Lituania, los Hermanos del Bosque se organizaron en 11 distritos identificados como zonas de influencia de los Partisanos Lituanos (Lietuvos Partizan o LP) numeradas de la siguiente manera: A, Algimantas, Gran Batalla, Kestutis, Resurgimiento, Samogitia, Lituania del Sur, Turas, Vilna, Vytautas y Vytis. Pertrechados en todo momento por la Fuerza Aérea Alemana y el Servicio Secreto Alemán (Abwehr) que les enviaron armas y suministros por paracaídas, los guerrilleros lituanos de los Hermanos del Bosque eliminaron numerosos soldados soviéticos y defendieron varios meses el puerto de Klaipedia coordinados en la Fuerza de Defensa de la Patria (Tevynes Apsavgos Rinktine o TAR). Uno de los encuentros más famosos de los Hermanos del Bosque fue conocido como la Batalla de Kalniskes que tuvo lugar en Mayo de 1945 entre 10.000 tropas soviéticas y 2.000 soldados lituanos al mando del general Jonas Neifalta, siendo estos últimos decisivamente derrotados por culpa de los intensos bombardeos de artillería y aviación.
Finalizada la Segunda Guerra Mundial murieron 12.213 lituanos de los Hermanos del Bosque, los cuales mataron a 4.382 soldados del Komintern (3.677 tropas soviéticas y 705 comunistas lituanos).
Terminadas las hostilidades en todo el mundo y coincidiendo con el inicio de la Guerra Fría, los Hermanos del Bosque Lituanos continuaron sus acciones contra las tropas de ocupación del Ejército Rojo y los mandos locales de la reinstaurada República Socialista Soviética de Lituania. Con más de 30.000 efectivos, los Hermanos del Bosque en Lituania combatieron a lo largo de muchos años contra unas fuerzas inmensamente superiores compuestas por 400.000 soldados soviéticos del Ejército Rojo, el NKVD, la Guardia Fronteriza y algunos comunistas lituanos al mando del general Sergei Kruglov. Durante esta guerra de guerrillas cayeron miles de partisanos lituanos y soldados soviéticos luchando en los bosques, aldeas y ciudades mediante acciones rápidas de mano y contrainsurgencia. Normalmente las tácticas empleadas por los rusos para desarticular las comunidades partisanas consistían en organizarse en Batallones de Destrucción (Istribiteli) integrados por unidades de soldados separados 15 metros los unos de los otros que avanzando lentamente iban localizando escondites en los densos bosques bálticos. Sin embargo los Hermanos del Bosque no les pusieron las cosas fáciles a los soviéticos, como por ejemplo sucedió cuando en las elecciones a los Soviets Provinciales de 1947, los guerrilleros las boicotearon forzando su anulación después de atacar varias sedes electorales, destruir las urnas y ametrallar numerosos guardias soviéticos y cuadros locales del Partido Comunista Lituano. También desde el extranjero recibieron cierto apoyo logístico como desde Estados Unidos con la CIA, desde Gran Bretaña con el MI5 y desde Suecia con los Servicios de Inteligencia Suecos; incluyendo del Vaticano tras la visita a Roma del guerrillero lituano Juozas Luska. Así pues y a pesar de las brutales operaciones perpetradas por el Ejército Rojo como la ejecución de prisioneros (muchos se suicidaban para evitar ser capturados) y la deportación de 260.000 civiles a Siberia como represalia, los Hermanos del Bosque siguieron activos, llegando en 1949 a unificarse en el Movimiento de Lucha por la Libertad de Lituania (Lietuvos Laisves Kovos Sajudis o LLKS) dividido en dos segmentos: los antiguos Hermanos del Bosque en el ámbito rural y los Hermanos de la Ciudad en el ámbito urbano.

Guerrilleros de los Hermanos del Bosque Lituanos. Entre ellos Juozas Luksa, el que fue el Vaticano.
Inesperadamente con la muerte de Iósif Stalin en 1953, la Unión Soviética que hasta ese momento no había conseguido derrotar a los Hermanos del Bosque y que en aquellos instantes acababa de adoptar una posición mucho más moderada y antiestalinista, anunció una amnistía general para todos los partisanos lituanos. La mayoría de combatientes, cansados de tantos años de lucha y estar malviviendo en los bosques, se acogió a la propuesta soviética, siendo reinsertados en la vida civil y quedando libre de cargos, algo que sin duda produjo la casi completa desaparición de los Hermanos del Bosque. Hasta ese momento, durante la primera etapa de la Guerra Fría entre 1946 y 1953 murieron un total de 7.890 partisanos de los Hermanos del Bosque, quienes a su vez mataron a 10.854 miembros del Komintern (8.940 soldados soviéticos y 1.914 comunistas lituanos).
Algunos miembros de los Hermanos del Bosque bastante minoritarios y de posturas más radicales decidieron continuar con la lucha armada durante varias décadas tras ignorar la amnistía de 1953. Al mando del general Adolfas Ramanauskas la mayoría de guerrilleros lituanos fueron desarticulados en 1957 con la captura y ejecución de dicho líder.
Un total de 20.103 guerrilleros de los Hermanos del Bosque y 15.236 soldados del Komintern (12.617 tropas soviéticas y 2.216 comunistas lituanos) fallecieron sobre Lituania entre 1944 y 1953, abarcando la etapa final de la Segunda Guerra Mundial y los inicios de la Guerra Fría.
Caída la Unión Soviética y tras recuperar Lituania su independencia en 1990, los Hermanos del Bosques pudieron volver a aparecer públicamente. Todos sus veteranos fueron reconocidos como militares del Ejército Lituano, obtuvieron pensión por los servicios prestados, se erigieron monumentos a su recuerdo y fueron considerados héroes nacionales.

Bibliografía:
Fernando Sánchez Redondo, Los Hermanos del Bosque y la Ocupación Soviética (1940/1941-1944/1953), Revista Ares Enyalius Nº45 (2015), p.24-31
https://en.wikipedia.org/wiki/Lithuanian_partisans

Hermanos del Bosque Estonios






Múltiples fueron las organizaciones anticomunistas guerrilleras que surgieron en los Estados Bálticos (Estonia, Letonia y Lituania) durante la Segunda Guerra Mundial y parte de la Guerra Fría. Agrupados los partisanos en los Hermanos del Bosque, los estonios tuvieron un papel destacado en la lucha contra el Ejército Rojo aportando más de 40.000 efectivos.
Cuando en otoño de 1939 la Unión Soviética ocupó Estonia y comenzó a represaliar a decenas de miles de ciudadanos, muchos antiguos soldados del Ejército Estonio, policías de la Guardia Nacional, políticos conservadores, sindicalistas moderados, sacerdotes ortodoxos, intelectuales, campesinos y empresarios tuvieron que esconderse en los espesos bosques para evitar ser capturados por el Ejército Rojo. Desde ese momento estos refugiados levantaron campamentos ocultos en plena naturaleza, cavaron búnkers bajo los árboles y plantaron sus propios cultivos en los claros de las arboledas, llegando incluso a camuflar viviendas y escuelas de enseñanza para sus mujeres y niños; sin olvidar la lucha armada desde la clandestinidad atacando convoyes de tropas soviéticas, matando colaboracionistas locales o robando armamento en los arsenales militares. Pronto se bautizaron a sí mismos como los Hermanos del Bosque Estonios (Metsavennad), en honor a sus abuelos que durante la Guerra Ruso-Japonesa de 1905 contra Japón se habían ocultado en el bosque cuando todavía Estonia formaba parte de Rusia y de ese modo evitar el reclutamiento forzoso dentro del Ejército Imperial Ruso.
Al iniciarse la “Operación Barbarroja” en el verano de 1941, Alemania y Finlandia atacaron la Unión Soviética convergiendo la primera por la frontera sur de Estonia y la segunda por la frontera norte. Durante el ataque más de 12.000 efectivos de los Hermanos del Bosque Estonios organizados en 13 regimientos apoyaron desde la retaguardia a las tropas finlandesas y alemanas, destacando los asaltos contra el Ejército Rojo que protagonizaron los 1.500 partisanos del Grupo “Guerrilla Sur” sobre el sector meridional del país, los 500 de la Milicia Local Voluntaria en la región de Parnumaa y los 300 del Destacamento “Hirvelaan”. También algunos Hermanos del Bosque Estonios entrenados por el Ejército Finlandés como los 65 comandos del 2nd Batallón “Erma” al mando del coronel Henn Ants Kurg tomaron numerosas aldeas, aseguraron instalaciones estratégicas, ocuparon varias islas del Mar Báltico e incluso contribuyeron a la reconquista de la capital de Tallin el 28 de Agosto de 1941, fecha en que toda Estonia resultó liberada del Ejército Rojo.

Hermanos del los Bosques Estonios combatiendo con una mezcla de uniformes alemanes y civiles, incluyendo un subfusil germano Stg-44.
Por segunda vez Estonia fue invadida por la URSS en otoño de 1944 después de que el Frente Oriental se derrumbase tras la “Operación Bragation”, algo que obligó a los Hermanos del Bosque Estonios a reactivarse para la defensa de la patria. Así fue como más de 30.000 guerrilleros atacaron en la retaguardia al Ejército Rojo sobre los distritos de Pärnu, Lääne, Tartu y Viru; aunque también combatieron como fuerza de choque de primera línea junto a la 20ª División SS de Granaderos “Estonia” en las Batallas de Narva o en la defensa de la capital de Tallin.
Terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945 con la ocupación comunista del país y la proclamación de la República Socialista Soviética de Estonia, los Hermanos del Bosque Estonios continuaron la lucha armada en la retaguardia combatiendo al Ejército Rojo, al NKVD y a los colaboracionistas del Cuerpo de Fusileros Estonio leal a Moscú. De hecho hasta 1947 los Hermanos del Bosque controlaron grandes hectáreas de su patria con numerosas ciudades y pueblos. Solamente la amnistía general decretada en 1953 tras la muerte de Iósif Stalin y el inicio de un período político mucho más moderado, favoreció la disolución de los Hermanos del Bosque que volvieron a la vida pública sin sufrir represalias. Únicamente unos pocos Hermanos del Bosque Estonios continuaron con la guerrilla, siendo el último caído en combate August Sabbe de 69 años cuando el 27 de Septiembre de 1978 murió ahogado en un río mientras intentaba escapar de agentes rusos del KGB.
Aproximadamente entre 1944 y 1947 los Hermanos del Bosque Estonios protagonizaron 773 acciones armadas y mataron a 1.000 soldados soviéticos del Ejército Rojo.
Finalizada la Guerra Fría y caído el comunismo, Estonia volvió a recuperar su independencia en 1990. Como reconocimiento a la contribución nacional de los Hermanos del Bosque, a todos sus antiguos veteranos se les restituyó el honor siendo condecorados y considerados héroes nacionales.

Bibliografía:
Fernando Sánchez Redondo, Los Hermanos del Bosque y la Ocupación Soviética (1940/1941-1944/1953), Revista Ares Enyalius Nº45 (2015), p.24-31
https://en.wikipedia.org/wiki/Forest_Brothers#In_Estonia

Hermanos del Bosque Letones






Los Hermanos del Bosque fue una organización guerrillera anticomunista que surgió durante la Segunda Guerra Mundial en los Países Bálticos (Estonia, Letonia y Lituania). Una de las facciones más famosas fue la de los letones con casi 40.000 combatientes.
Cuando se produjo la ocupación de la Unión Soviética a Letonia en otoño de 1939, numerosos letones marcharon a los bosques para ocultarse de la represión comunista, siendo la mayoría militares del Ejército Letón, funcionarios, políticos de derechas, socialistas moderados, campesinos o religiosos. Malviviendo en el bosque, estos guerrilleros que atacaban a las tropas soviéticas, mataban colaboracionistas o robaban en los depósitos de armas se organizaron en comunidades rurales levantando entre la tupida vegetación campamentos, búnkers, escondites con forma de matorral e incluso viviendas y escuelas camufladas para sus mujeres y niños. Copiando elnombrede sus antepasados que como ellos se habían ocultado en los bosques para evitar el reclutamiento cuando Letonia formaba parte de Rusia en la Guerra Ruso-Japonesa de 1905 contra Japón, los partisanos bautizaron a su movimiento como Hermanos del Bosque Letones (Meza Bräli).
Al iniciarse la invasión de Alemania a la URSS en Junio de 1941 durante la “Operación Barbarroja”, los Hermanos del Bosque salieron de sus escondites y junto con las tropas alemanas del Grupo de Ejércitos Norte contribuyeron a expulsar de Letonia a los soviéticos. Una vez liberado el país, los alemanes otorgaron una autonomía especial a Letonia que los antiguos Hermanos del Bosque acogieron gustosamente, encuadrándose muchos de ellos en la policía local, en unidades auxiliares del Ejército Alemán (Wehrmacht) o en las 15ª y 19ª Divisiones SS Letonas de las Waffen-SS que lucharon en el Frente Oriental.

Hermanos del Bosque Letones
Con la llegada otra vez del Ejército Rojo a Letonia tras la “Operación Bragation” en el verano de 1944, los Hermanos del Bosque volvieron a organizarse en la retaguardia enemiga. Durante la invasión estos partisanos letones que sumaron 20.000 efectivos repartidos en 700 bandas mataron anumerosos soldados soviéticos en distritos como Abrene, Ilûske, Dundaga, Taurkalne, Lubâna, Aloja, Smiltene, Rauna o Lîvâni; mientras que otros 4.500 combatieron como fuerza de choque de primera línea sobre Curlandia hasta 1945.
Terminada la Segunda Guerra Mundial en Europa, los 6.000 Hermanos del Bosque Letones supervivientes se agruparon el 24 de Agosto de 1945 en la Unión Nacional de Partisanos de Letonia (Latvijas Nacionalo Partizanu Apvieniva o LNPA). Desde entonces estos guerrilleros letones combatieron al Ejército Rojo, la NKVD y colaboracionistas de la República Socialista Soviética de Letonia hasta su completadesaparición en el año 1948. A pesar de todo, todavía algunos partisanos lucharían hasta bien entrada la Guerra Fría en 1957.
Aproximadamente entre 1944 y 1957 los Hermanos del Bosque Letones protagonizaron más de 3.000 ataques y provocaron 2.122 bajas a las tropas soviéticas entre1.562 muertos y 560 heridos.
Derrotado el comunismo con la caída de la URSS en 1990, la labor desempeñada por los Hermanos del Bosque Letones fue reconocida por la recién independizada Letonia. A partir de esa fecha todos los veteranos volvieron a ser simbólicamente admitidos en el Ejército Letón y su honorcompletamente restaurado.

Bibliografía:
Fernando Sánchez Redondo, Los Hermanos del Bosque y la Ocupación Soviética (1940/1941-1944/1953), Revista Ares Enyalius Nº45 (2015), p.24-31
https://en.wikipedia.org/wiki/Latvian_partisans

martes, 1 de agosto de 2017

El día que los alemanes ocuparon Bujaruelo

El Día que los Alemanes ocuparon Bujaruelo


¿Sabían queridos lectores y amigos que tropas de la Alemania nazi llegaron a ocupar territorio español, aragonés para más señas? ¿No? Yo tampoco. Conocí tal hecho tras la lectura del libro "100 Historias Secretas de la Segunda Guerra Mundial" de Jesús Hernández, quien a su vez, reproducía una información al respecto publicada en el diario Heraldo de Aragón en el año 2002.  Y como aficionado a todo lo relacionado con la Segunda Guerra Mundial que es uno, dicha historia me parece lo suficientemente interesante como para reproducirla por aquí. Vamos allá: 

En el año 2002, Heraldo de Aragón llevó a cabo una investigación periodística sobre la actitud del régimen franquista con todas aquellas personas que trataban de escapar de la barbarie nazi huyendo a través de las rutas de escape que atravesaban el Pirineo Aragonés. Un artículo de fecha 4 de agosto de 2002 firmado por Ramón J. Campo señalaba que la eufemística posición de España de 'neutralidad' o 'no beligerancia' durante la Segunda Guerra Mundial, devenía todavía en mucho más sospechosa al bucear en episodios históricos inéditos sucedidos en el Pirineo. 


Así por ejemplo, el diario aragonés desvelaba que el régimen de Francodetuvo a 300 extranjeros que huían de los nazis y los encarceló en la prisión de Jaca (Huesca), la Torre del Reloj, entre 1942 y 1944, para después internarlos en el campo de concentración de Miranda de Ebro (Burgos). Igualmente, durante el curso la investigación, Heraldo de Aragón tuvo acceso a un documento histórico inédito que prueba cómo las tropas alemanas ocuparon Bujaruelo (en las fotos que ilustran este post), un minúsculo enclave pirenaico próximo al Parque Nacional de Ordesa, en el mes de junio de 1943.

Se trataba de una información que permaneció clasificada como reservada durante la dictadura franquista, en la que se hacía referencia textualmente a la ocurrencia de "un incidente bochornoso" ocurrido en el paraje situado "entre Torla y el Balneario de Panticosa". "Una patrulla alemana de vigilancia de frontera entró en España y llegó hasta las casas de Bujaruelo y, con el pretexto de buscar a unos franceses huidos, verificó un minucioso registro en todas las casas del poblado. Todo esto fue presenciado por los carabineros del puesto de la localidad sin que opusieran la más mínima resistencia a tal atropello", advertía el escueto documento confidencial de las autoridades españolas.



Los alemanes estaban buscando a dos miembros de la Resistencia francesa que trataban de escapar del país galo conducidos por un español, Miguel Pintado, que se dedicaba a llevar a escondidas cartas de la Resistencia al lado español, por lo que era conocido como "el Cartero de Bujaruelo". La familia de Pintado regentó el mesón San Nicolás de Bujaruelo desde 1928 a 1953 y él era pastor de vacas, actividades que le permitieron entablar amistad con vecinos franceses de Gavarnie Gedre. Un día, esos amigos le pidieron ayuda para enviar cartas de la Resistencia con información secreta. Su padre no lo veía con buenos ojos, pero el pastor oscense no podía negarse. La amistad podía más que el peligro al que se exponía. A lado del mesón de San Nicolás estaba un cuartel de carabineros, avanzadilla de otro que había en Torla, a la entrada del Parque Nacional de Ordesa. Según Miguel Flores, nieto de Pintado,"los carabineros sabían lo que hacía mi abuelo porque muchas veces se refugiaban en el mesón sus amigos de la Resistencia o los escondía en las cuevas de Bujaruelo". 


Miguel Pintado podía cruzar la frontera francesa con la excusa de llevar sus vacas a pastar desde el 26 de julio hasta noviembre, en virtud del Tratado de la Passerie, firmado en 1389 y que todavía sigue vigente y se practica. Su misión era llegar hasta Gavarnie y recoger el correo o a los oficiales franceses para trasladados hasta Sabiñánigo. Según su nieto, nunca "llegó a mirar las cartas. A veces las echaba en Torla y otras las llevaba a Sabiñánigo, si tenía que acompañar a alguien allí". En la capital serrablesa el contacto era el cónsul francés, Robert Lamit, gerente de la empresa Pechiney y colaboracionista con las redes de espionaje aliado en Aragón, como su compatriota, el jefe de la Aduana francesa de CanfrancAlbert Le Lay. Ambos eran muy amigos y precisamente un coche enviado por Lamit al pueblo viejo de Canfranc fue el que sirvió a Le Lay para huir de la Gestapo el 23 de septiembre de 1943 rumbo a Zaragoza-Madrid -Sevilla -Gibraltar-Argelia.


El día en cuestión, Miguel Pintado, acompañaba a un oficial francés y a otro amigo de la Resistencia desde Gavarnie Gedre Sabiñánigocuando, al ir a pasar la frontera, vieron que les seguía una patrulla de alemanes, por lo que aceleraron el paso hasta llegar a San Nicolás. Cruzada la muga, Pintado pensaba que el peligro había pasado y se encontraban a salvo, pero no fue así. Los alemanes cruzaron la frontera. "Mi abuelo se dio cuenta y al llegar al mesón le dijo a mi bisabuela que venían persiguiéndoles. Se marchó rápidamente hacia Torla. Los alemanes registraron Bujaruelo de arriba abajo, aunque de manera educada y sin que los carabineros del pueblo opusieran ninguna resistencia. Mi bisabuela les sirvió un café en la terraza del mesón, que se tomaron juntos alemanes y carabineros", contaba su nieto.

Esos miembros de la Resistencia de Gavarnie fueron los que en septiembre de 1944 acudieron a comer a Bujaruelo con Miguel Pintadopara celebrar la liberación de Francia. "Ellos han sido clientes fijos del hotel y me han contado muchas más cosas de mi abuelo. En mi familia sólo lo sabía mi tío, aunque los abuelos de Torla deben conocer la historia y no dicen nada", reconocía el nieto, quien también contó que su abuelo solía ir con una perra llamada Canela que un día de 1944 no volvió a Bujaruelo. Se enteró que los nazis, que sospechaban de él, la mataron. "Fue la única víctima de la II Guerra Mundial aquí".


En la fecha de producirse el incidente, un grupo de media docena de carabineros vigilaba el paso fronterizo montañoso de Bujaruelo, en el que apenas existe un mesón que data del siglo XII y una iglesia derruida en honor a San Nicolás. A su vez, las tropas alemanas de la Brigada de Montaña de Baviera, se distribuyeron a lo largo del lado francés de la frontera a finales de 1942, cuando el Tercer Reich ocupó definitivamente Francia (hasta entonces estos pasos fronterizos habían quedado en la zona libre del gobierno de Vichy, siendo vigilados por gendarmes franceses). 

No obstante, los alemanes, salvo en Canfranc (por su peculiaridad como estación internacional de jurisdicción hispano-francesa), no penetraron en territorio español. Por ejemplo, en El Portalet se instalaron en el Hotel Baresse, justo en el lado francés de la frontera. De hecho, fueron desalojados de allí por un grupo de guerrilleros españoles integrados en la Resistencia francesa. Ocurrió en agosto de 1944 y los miembros de la Brigada X de guerrilleros, capitaneados por el canfranero Ricardo Sánchez, lograron arrestar a 50 nazis que estaban en el puesto fronterizo. Por eso, el episodio es más sangrante ya que, a pesar de que España no participaba en el conflicto mundial, los alemanes no tuvieron ningún remilgo en cruzar la frontera y ocupar un pequeño poblado pirenaico altoaragonés, acción que el régimen franquista se encargaría de mantener oculto.


Fuentes:
"100 Historias Secretas de la Segunda Guerra Mundial" de Jesús Hernández
http://www.serrablo.org/revista/126/el_cartero_de_bujaruelo 
http://www.foroporlamemoria.info/documentos/nazis_bujaruelo.htm

Uniformes Militares Soviéticos de la Segunda Guerra Mundial



Marinero. Flota del Norte, Marina Roja. 

Arkángel, 1939

Uniformes Militares Soviéticos de la Segunda Guerra Mundial
El marinero de la ilustración lleva el vestuario reglamentario para operar en el clima polar del Círculo Ártico. Sobre el uniforme de corte tradicional - camisola azul oscura y pantalones negros de campana (la rusa era la única Marina que mezclaba los colores negro y azul) - lleva un largo capote azul de invierno, que sustituía al chaquetón de mar con tiempo muy frío. El abrigo llevaba una sola fila de seis botones metálicos amarillos y se ceñía en la cintura con un cinturón naval, con un ancla y una estrella en la chapa de la hebilla; la estrella roja de la bocamanga indica el grado de marinería. El emblema de la gorra también lleva una estrella roja con una hoz y un martillo en el centro y con un ribete amarillo y negro que era la insignia de las clases de marinería y suboficiales. Otro detalle de la gorra es que figura el nombre del barco en la cinta, en caracteres cirílicos. Las botas son de fieltro, de invierno.

Fecha: septiembre de 1939
Unidad: Flota del Norte
Grado: Marinero
Escenario: Ártico
Lugar: Arkángel


Coronel. División Acorazada, Ejército Rojo. 

Kiev, 1940

Uniformes Militares Soviéticos de la Segunda Guerra Mundial
El uniforme de color gris acero qué se puede ver aquí era el reglamentario de diario para las tropas blindadas soviéticas desde el año 1935, reemplazando al uniforme caqui que llevaba el resto de la Infantería. Es un uniforme sencillo, de guerrera y pantalón, con gorra de visera y camisa blanca y corbata negra debajo. En la guerrera de este coronel hay poco despliegue de insignias o distintivos. El grado lo lleva en los galones en ángulo de las bocamangas - rojos con borde dorado - y también en los emblemas de metal esmaltado que van en los apliques de tela del cuello. Este sistema de insignias de grado lo inventó el gobierno revolucionario: los grados en todas las unidades se componían de una combinación de cuadrados, triángulos y rombos... de color rojo, como es lógico. También se utilizaban los colores para identificar a las unidades: no había emblemas regimentales. El toque final comunista era el emblema con la hoz y el martillo en la gorra de plato.

Fecha: enero de 1940
Unidad: División Acorazada
Grado: Coronel
Escenario: Frente del este
Lugar: Kiev


Mariscal de la Unión Soviética. Ejército Rojo. 

Moscú, 1940

Uniformes Militares Soviéticos de la Segunda Guerra Mundial
Después de la «gran purga» de Stalin, el mariscal Timoshenko - al que se ve aquí - ascendió rápidamente en las filas del Ejército soviético; después de dirigir la campaña de Finlandia, se le concedió el título de Héroe de la Unión Soviética y se le ascendió al cargo de comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas soviéticas. Aquí viste el uniforme de gala de los oficiales superiores establecido en 1940: una guerrera gris acero con ribeteados rojos y cuello sastre cerrado, pantalones azul marino con las franjas del generalato, botas altas y una gorra de plato gris con una banda roja, dos cordones dorados (para generales y mariscales) y visera de cuero negro. Lleva las insignias del grado en las mangas y en el hombro: una estrella roja con una guirnalda de laurel encima. Va muy condecorado (de arriba abajo): Estrella Dorada de Héroe de la Unión Soviética, dos Órdenes de Lenin, tres Órdenes de la Bandera Roja y medalla del 20° aniversario del Ejército Rojo.

Fecha: junio de 1940
Unidad: Región Militar de Kiev
Grado: Mariscal de la Unión Soviética
Conflicto: Frente del este
Lugar: Kiev


Comandante. Fuerza Aérea del Ejército Rojo. 

Kiev, 1940

Uniformes Militares Soviéticos de la Segunda Guerra Mundial
Durante la II Guerra Mundial, la Fuerza Aérea rusa - que Formaba parle del Ejército Rojo - iba vestida básicamente como el personal del ejército, con algunas diferencias en los colores. El de la Fuerza Aérea era el azul: estaba en la base de la gorra, los apliques de tela del cuello y el ribeteado y las franjas de las bocamangas y el pantalón. Antes de la guerra, era todo azul (desde 1924); fue cambiando hasta imponerse la guerrera y el calzón caqui del ejército (este comandante lleva elementos de los dos uniformes). Entre los aviadores, las insignias del grado eran galones en ángulo, dorados y rojos (un sistema implantado en 1935). También iban las insignias en los dos rectángulos esmaltados en rojo que van sobre los apliques del cuello, mientras que la hélice dorada indica la Fuerza Aérea. El emblema de la gorra consistía en una hoz y un martillo dentro de una corona de laurel, sobre el que iba una insignia de una estrella con alas.

Fecha: junio de 1940
Unidad: Fuerza Aérea del Ejército Rojo
Grado: Comandante
Conflicto: Frente del este
Lugar: Kiev


Sargento. División de Caballería. 

Kiev, 1941

Uniformes Militares Soviéticos de la Segunda Guerra Mundial
La mitad superior del uniforme de este sargento es, en esencia, el de cualquier infante del Ejército Rojo en los primeros años de la guerra. Pero el calzón azul y las botas de montar negras le distinguen como jinete, lo mismo que el sable de gala de Caballería que lleva al cinto. La guerrera y la gorra, de visera son las normales en el Ejército soviético, aunque el cuello de la guerrera es alto, mientras que lo normal eran los cuellos de sastre cerrados. En este tipo de guerrera, en las bocamangas iban dos botones pequeños. En la de la ilustración, el grado va en el cuello sobre Fondo azul, el color de las unidades de Caballería; este color se repite en la base de la gorra, donde va la estrella comunista con la hoz y el martillo superpuestos en oro. El equipo del sargento es mínimo: una cartuchera pequeña para una pistola Nagant en el costado derecho y un portaplanos al costado izquierdo.

Fecha: junio de 1941
Unidad: División de Caballería
Grado: Sargento
Conflicto: Frente del este
Lugar: Kiev


Cabo. División de Infantería. 

Ucrania, 1941

Uniformes Militares Soviéticos de la Segunda Guerra Mundial
Aunque, desde luego, los soviéticos soportaban los durísimos inviernos rusos mejor que sus enemigos alemanes, también tenían problemas con el vestuario, por su mala calidad. El uniforme de la Infantería rusa era muy elemental, como es el caso del cabo de la ilustración, visto en el Frente de Ucrania en los primeros meses de la operación Barbarroja. Sobre la guerrera y el pantalón caquis, este soldado lleva el capote reglamentario de la Infantería. Este capote estaba hecho de tela barata y de calidad de fabricación dudosa; de ahí, que el color a menudo varía entre una prenda y otra - e incluso en una misma prenda - entre marrón y gris. Los capotes de los oficiales siempre llevaban el ribeteado del arma. El capote tenía vuelo delantero y un gran cuello camisero cerrado en el que iban las insignias: el galón negro indica el grado de cabo, mientras que el fondo rojo indica el arma (Infantería). El correaje es de cuero y las cartucheras son para uno de los fusiles de asalto más eficaces de la Historia: el Tokarev modelo 1940.

Fecha: julio de 1941
Unidad: División de Infantería
Grado: Cabo
Conflicto: Frente del este
Lugar: Ucrania


Soldado. Regimiento de Caballería. 

Leningrado, 1941

Uniformes Militares Soviéticos de la Segunda Guerra Mundial
Esta extraña figura ilustra uno de los más curiosos tipos de uniforme de la II Guerra Mundial. En la Unión Soviética había muchas zonas recorridas por numerosas vías fluviales, especialmente en el Frente de Leningrado. Esto hacía que la movilidad fuera difícil para ambos bandos; por ello, a algunos soldados rusos se les proveyó de un equipo especial para poder cruzar arroyos y ríos. Como puede verse, el artilugio consistía en un gran anillo de goma hinchable sujeto a la cintura con las correas de un arnés, con una serie de flotadores integrados. Una vez que el soldado flotaba en el agua, podía usar los pequeños remos para impulsarse, mientras que la barra larga que lleva en la mano derecha se usaba para comprobar la profundidad del agua. Es dudoso que este artilugio fuera práctico, porque una corriente moderada podía arrastrar fácilmente al soldado.

Fecha: octubre de 1941
Unidad: División de Caballería
Grado: Soldado
Conflicto: Frente del este
Lugar: Leningrado


Oficial. División de Infantería, Ejército Rojo. 

Moscú, 1941

Uniformes Militares Soviéticos de la Segunda Guerra Mundial
Este soldado está representado durante el espectacular ataque del Ejército Rojo a las fuerzas alemanas que rodeaban Moscú, en el gélido invierno de 1941/1942, que vio desmoronarse las ambiciones alemanas sobre la Unión Soviética. Las fuerzas alemanas se vieron obligadas a detenerse, con muchos de sus soldados llevando aún uniformes de verano; en cambio, los rusos tenían ropa - adaptada durante siglos - para soportar un clima tan riguroso. Este oficial lleva un equipo de invierno excelente, que se entregó a partir de 1941 (aunque no toda la Infantería soviética iba tan bien vestida). La guerrera y el pantalón - llamados, en conjunto, el uniforme telogreika - están hechos con una doble capa de tela caqui, con tiras de algodón en rama cosidos por dentro para producir un efecto caliente y acolchado, las botas de fieltro valenkieran estupendas para el invierno, porque no se agrietaban y evitaban el problema del cuero, que dispersa el calor del cuerpo.

Fecha: diciembre de 1941
Unidad: División de Infantería
Grado: Oficial
Conflicto: Frente del este
Lugar: Oeste de Moscú


Marinero de 2ª clase. Flotilla del mar Caspio. 

Mar Negro, 1943

Uniformes Militares Soviéticos de la Segunda Guerra Mundial
Aquí puede verse a un miembro de la marinería de la flota del Caspio vistiendo el uniforme clásico de marinero de la Marina Roja. Es el típico atuendo de marino: una camisola negra con un peto azul (llamado forminka) con rayas blancas, sobre una camiseta azul y blanca, cinturón naval, pantalones negros acampanados y zapatos negros. Las clases de marinería con más de cinco años de servicio podían llevar también la gorra de visera de la Marina). Este marinero lleva una guarnición de tela negra y naranja - concedida por sus buenos servicios - que llega hasta su nuca y tiene un ancla con estachas. Otra prueba de que tiene una buena hoja de servicios es la medalla de Campaña que lleva en la parte izquierda del pecho. Ya no lleva las insignias del grado en la manga, porque en 1943 se trasladaron a las hombreras. Los distintivos de las clases de marinería llevaban de una a tres barras - de 1ª a 3ª clase, respectivamente -, con una abreviatura encima en caracteres cirílicos que indicaba la flota.

Fecha: junio de 1943
Unidad: Flotilla del mar Caspio
Grado: Marinero de Segunda Clase
Conflicto: Frente del este
Lugar: Mar Negro





Carrista (tripulante de carro de combate). 2º Cuerpo de Ejército de Tanques de Guardias. 

Kursk, 1943
Uniformes Militares Soviéticos de la Segunda Guerra Mundial
Aunque el uniforme de las tripulaciones de los tanques variaba entre negro, azul y caqui (como se ve aquí), su estilo no cambió en lo esencial durante toda la guerra. El uniforme normal en operaciones era un mono de una pieza que se llevaba sobre la guerrera y el pantalón reglamentarios; este mono tenía un gran bolsillo único de pecho y otro en el muslo, más dos bolsillos al bies, uno a cada lado. Se cerraba con una cremallera o con cuatro bolones delanteros y el cuello era de tipo camisero blando. Lo mismo que en el uniforme de Infantería, los puños de este mono se abrochaban con dos botones. Este soldado lleva el mono con botas altas de cueto y el cinturón tipo «Sam Browne». El casco protector era de cuero acolchado y las hebillas laterales permitían acceder a la parte de las orejas, para insertar allí los cables de intercomunicación.

Fecha: junio de 1943
Unidad: 2º Cuerpo de Ejército de Tanques de Guardias
Grado: Carrista
Conflicto: Frente del este
Lugar: Kursk


Francotiradora. Batallón de fusileros, Ejército Rojo. 

Kursk, 1943

Uniformes Militares Soviéticos de la Segunda Guerra Mundial
A causa del problema crónico de encontrar personal para realizar tareas militares e industriales, el Gobierno soviético reclutó 7.750.000 mujeres para el esfuerzo de la guerra, de las que hubo unas 800.000 que realmente prestaron servicio militar. Aquí podemos ver a una francotiradora en los alrededores de Kursk, en julio de 1943. A los francotiradores - junto con los paracaidistas y los zapadores de asalto - se les había equipado hacía tiempo con unos monos que debían ponerse sobre el uniforme. Durante la guerra, los monos destinados a los francotiradores llevaban un camuflaje especial; el de este mono es de follaje verde sobre un fondo caqui. Un gorro y una capucha grande servían para oscurecer el rostro en un puesto al acecho. Había algunos monos que hasta llevaban tiras de tela cosidas a los hombros y las mangas para disimular aún más la silueta del tirador. La mortífera herramienta de esta francotiradora es el fusil Mosin-Nagant de 7,62 mm, modelo 1891.

Fecha: julio de 1943
Unidad: Batallón de Fusileros
Grado: Francotiradora
Conflicto: Frente del este
Lugar: Kursk


General. Ejército Rojo. 

Moscú, 1945

Uniformes Militares Soviéticos de la Segunda Guerra Mundial
En realidad, este uniforme no es el que se empleó en la II Guerra Mundial, ya que se hizo para las celebraciones y ceremonias que siguieron a la derrota de Alemania en mayo de 1945. Dejando a un lado los colores caqui, gris acero y azul de los uniformes anteriores, el nuevo uniforme de gala para generales y mariscales era de color verde - mar. La guerrera era cerrada y cruzaba casi todo el pecho, con dos filas de botones dorados con el emblema de la URSS. Iba muy decorada, con hojas de laurel bordadas en el cuello y las bocamangas; en éstas Iban tres entorchados de oro que significaban el rango de general. En las hombreras duras - doradas con ribete rojo - también iba el grado de general con cuatro estrellas doradas. La banda roja de la gorra indicaba que el general pertenecía al Ejército; la azul era para la Fuerza Aérea y la negra para la Artillería.

Fecha: mayo de 1945
Unidad: Ejército Rojo
Grado: General
Conflicto: Frente del este
Lugar: Moscú


Fuente: Chris McNab, Uniformes Militares del siglo XX

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites